Usted está aquí

Back to top

Precio del carbón y dinámica laboral en Valledupar

Luis Eduardo
Arango-Thomas
Luz Adriana
Flórez
María Alejandra
Olarte-Delgado
Martes, 4 Septiembre 2018

Enfoque

Uno de los principales eventos adversos que enfrentó la economía colombiana en los últimos años fue la caída de los precios internacionales de bienes primarios como el carbón y petróleo. El desplome del primero, tuvo un efecto negativo en la economía del Cesar y la Guajira donde se extrae el 94,2% del carbón que se produce en el país, siendo el departamento del Cesar el de mayor participación (60,1%). El efecto de este choque se observa no solo en el menor ritmo de crecimiento del Cesar, sino también en la dinámica del mercado laboral de esta región. Es así como se registra una reducción de la demanda de trabajo, por parte de las empresas, principalmente de personas de mayor educación, mujeres y menores de 25 años. El efecto ha sido el aumento reciente de la tasa de desempleo de la ciudad de Valledupar.

Contribución

Este documento contribuye a explicar por qué el mercado laboral de las distintas regiones geográficas se comporta de manera tan diferente. La respuesta en el caso de Valledupar –al menos parcialmente- la tienen la alta dependencia de esa región de un bien primario como el carbón y la caída de su precio.

Resultados

No solo la demanda de trabajo se vio afectada por dicho evento; la caída de la oferta (participación) laboral entre 2014 y 2016 en Valledupar también lo estuvo. El efecto de los precios del carbón en la probabilidad de que una persona mayor que 12 años esté ocupada o buscando una ocupación (participando en el mercado de trabajo) es mayor durante los primeros tres meses después del choque de los precios del carbón que al finalizar los primeros seis meses. Además de los precios de los commodities, también se encontró evidencia de que, la menor participación laboral en Valledupar se explica por otros factores estructurales como la mayor proporción de jóvenes y mujeres en la población en edad de trabajar, frente a otras ciudades del país.

Volviendo a la demanda de trabajo, un choque positivo de los precios del carbón produce aumentos en los salarios en Valledupar. Sin embargo, el efecto de mayores precios es diferencial dependiendo del nivel educativo. Así, técnicos y tecnólogos registran los mayores incrementos salariales frente a las personas de menor educación. De igual manera, alcanzar algún título de educación superior tiene un retorno menor que en otras ciudades, incluso de la misma región Caribe. Estos retornos diferenciales entre ciudades podrían estar indicando diferencias de productividad o en las estructuras de los mercados locales.

Es importante diseñar políticas orientadas a necesidades específicas de cada ciudad o región. Especialmente, en economías como la de Valledupar cuya dinámica está altamente vinculada al precio del carbón y donde una caída de este afecta principalmente a las personas de menor educación. Dichas políticas podrían enfocarse en una capacitación o re-adiestramiento de la mano de obra de forma que, ante cambios en la demanda laboral de un sector específico, esta se pueda reubicar rápidamente ya sea en la misma ciudad o en otra. Desde luego, los programas de reentrenamiento deben estar financiados, al menos parcialmente, con recursos obtenidos durante períodos de auge de precios; es decir, en la época de altos salarios.