Usted está aquí

Back to top

Person-to-business Instant payments: could they work in Colombia?

Carlos Alberto
Arango-Arango
,
Ana Carolina
Ramirez-Pineda
,
Manuela
Restrepo-Bernal
,
Lunes, 14 Febrero 2022

Enfoque

Este trabajo identifica los retos en la adopción de servicios de pagos inmediatos en Colombia para transacciones entre personas y negocios.

A partir de una encuesta realizada por el Banco de la República a comercios en el 2020 se plantean modelos probit para identificar los factores asociados con la adopción de pagos electrónicos y, en particular, de servicios de pago inmediatos. Se controla por las características de los comercios tales como su tamaño y su nivel de formalización, así como factores beneficio-costo en sus decisiones.

De esta manera, se identifican los incentivos y posibles barreras para la amplia utilización de los servicios de pagos inmediatos en Colombia.

Contribución

La oferta actual de pagos electrónicos a menudo no permite la disponibilidad inmediata de los fondos para los comercios. No obstante, se ha venido consolidando la adopción de sistemas de pagos inmediatos a nivel mundial. Dichos sistemas, permiten que las transacciones ocurran en segundos, usualmente con una disponibilidad 24/7/365. De acuerdo con el Banco de Pagos Internacionales (BIS por su sigla en inglés), alrededor de 60 jurisdicciones tienen este servicio.

En Colombia, Transfiya ofrece actualmente la interoperabilidad entre prestadores de servicios de pagos inmediatos como algunos bancos tradicionales y aquellos que ofrecen este servicio a través de aplicaciones móviles como Daviplata y Nequi, y las Sociedades Especializadas en Depósitos y Pagos Electrónicos Movii y Dale. No obstante, dichos servicios se han centrado en las transacciones persona-a-persona con una incursión limitada en el comercio al por menor.  

Para la política pública, los pagos inmediatos constituyen un avance significativo pues tienen el potencial de contribuir a un ecosistema de pagos pertinente, rápido y de bajo costo. Por sus atributos, estos servicios permitirían una menor dependencia del efectivo y una mayor inclusión financiera. El estudio identifica los desafíos que enfrenta la actual oferta de pagos electrónicos en Colombia y las perspectivas de los pagos inmediatos para fortalecer el ecosistema de pagos electrónicos de bajo valor en el segmento de mayor volumen de transacciones: el comercio al por menor.  

El estudio identifica los desafíos que enfrenta la actual oferta de pagos electrónicos en Colombia y las perspectivas de los pagos inmediatos para fortalecer el ecosistema de pagos electrónicos de bajo valor en el segmento de mayor volumen de transacciones: el comercio al por menor.

Resultados

La encuesta revela que los comercios en Colombia han avanzado en la adopción de instrumentos de pago electrónicos y que la pandemia fue definitiva en acelerar esta tendencia. En efecto, el 50% de los comercios reporta aceptar alguna modalidad de pago electrónico.

Las estimaciones muestran que los factores más relevantes en la adopción de pagos electrónicos son el tamaño del comercio, las competencias contables y tecnológicas, el monto típico de las transacciones y el nivel de formalización. Por su parte, entre los factores beneficio-costo sobresalen los de expectativas de mayor eficiencia y seguridad frente al efectivo, acceso a otros servicios financieros y mayores ventas. No obstante, los costos relativos de los pagos electrónicos frente al efectivo, la limitada disponibilidad de información y la privacidad continúan siendo limitantes. Finalmente, la adopción por parte de los consumidores induce una mayor aceptación por parte de los comercios para adaptarse a las preferencias de sus clientes.

Estos factores se replican como estadísticamente significativos en la intención de adoptar pagos inmediatos, confirmando que los comerciantes tienen expectativas definidas frente a sus beneficios y costos potenciales. En particular, los resultados muestran que los comercios tienen un alto apetito por la rapidez y liquidez inmediata de estos servicios. Pero enfatizan la necesidad de una oferta de bajo costo que pueda competir con el efectivo y con algunos de los incentivos para su uso como la evasión fiscal.

 

Autores

Autores:
Bogotá D.C.
Investigador Principal
Bogotá D.C.
Asesor
Bogotá D.C.
Profesional Especializado

Lo más reciente

Red Investigadores de Economía, Universidad Externado de Colombia
Sara Ariza-Murillo, Ittza Alejandra Barreto-Ramírez, Diego Alejandro Martínez-Cruz, Cristhian Hernando Ruiz-Cardozo
María Alejandra Hernández-Montes, Ramón Eduardo Hernández-Ortega, Jonathan Muñoz-Martínez
Campos Luciano, Leiva-León Danilo, Zapata-Álvarez Steven